La crisis y las dudas por la reforma laboral atascan los convenios de 30.000 asturianos

Publicado en por geluty

Las diferencias económicas impiden el acuerdo en el automóvil y la construcción, pese a los pactos nacionales

 

La crisis y la reforma laboral tienen atascada la negociación de tres convenios colectivos en Asturias que afectan a unos 30.000 trabajadores de la construcción, el automóvil y la madera. Las diferencias económicas se encuentran en la base del problema, aunque se añaden otras, como el cambio en la cúpula de la patronal de la madera, Saviastur. Las negociaciones se retomarán en septiembre, una vez que ya esté despejada la reforma laboral y la negociación colectiva en Madrid. Además, a finales de este año termina el convenio del metal, del que dependen casi 28.000 trabajadores en Asturias. Los sindicatos prevén un otoño y un invierno «calientes».

La negociación colectiva está atascada fundamentalmente por dos motivos. El primero, la crisis, que ha sido invocada por los empresarios para pedir más moderación salarial, mientras que los sindicatos esgrimen que no se puede ajustar más. La subida salarial media pactada en Asturias hasta julio fue del 1,28%, mientras que en España fue del 1,29. En ambos casos, por debajo de la inflación, que se elevó al 1,9%, según el INE.

La segunda razón es la reforma laboral, que ha recibido casi 300 enmiendas en el Senado y que sigue en tramitación. En algunas cuestiones lo que salga del Parlamento afectará a la negociación colectiva. Los sindicatos temen que sea para empeorar las cosas para los trabajadores. Así que, por extensión, aseguran que hay organizaciones patronales que están a la espera de cómo se resuelve la reforma para tomar decisiones.

La situación más peliaguda es la del sector del automóvil, que afecta a los aproximadamente 3.500 trabajadores de concesionarios y de talleres de reparación asturianos. Los sindicatos reclaman una subida salarial del 1,5%, igual que lo pactado en el metal. Pero la patronal se agarra a dos argumentos: la caída de las ventas y que el acuerdo para la negociación colectiva suscrito en Madrid establece para 2010 una subida salarial de «hasta el 1%». Los sindicatos replican que, si bien han caído las ventas al acabarse las ayudas, también se ha disparado el volumen de trabajo en los talleres de reparación, «y eso hay que pagarlo».

El convenio de la construcción es el que afecta a más personas, unas 25.000, más o menos, según la carga de trabajo. La negociación en este caso es de ámbito nacional y luego se traslada a las provincias. En Madrid, patronal y sindicatos pactaron una subida del 1,5% para 2010 y 2011 y la recuperación del IPC real para principios de 2012. La patronal CAC se negó inicialmente a acatar el acuerdo nacional al considerarlo excesivo, lo que llevó a los sindicatos a amenazar con parar las grandes obras. Ahora, según algunas fuentes, el problema parece radicar en las aportaciones de las empresas a la Fundación Laboral de la Construcción (FLC).

El caso de la madera tiene que ver con un problema institucional. La negociación también es de ámbito nacional y luego se pacta por provincias. Pero en Asturias coincidió con un cambio en la cúpula de la patronal Saviastur y las vacaciones. Así que sus 2.600 trabajadores tendrán que esperar a septiembre.

 

Lne.es

Marián Martínez   
Asturbulla, 22-08-2010

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post